Simón Marchán, doctor “Honoris Causa”por la Universidad de Valladolid

Recibimos por fin el discurso de la investidura de Simón Marchán como doctor “Honoris Causa”de la Universidad de Valladolid. Y como Simón Marchán fue uno de los inspiradores y de los mayores apoyos de alguna de las más importantes actividades de este departamento (el Certamen de Artes Plásticas), no nos resistimos a poner unas líneas del final del mencionado discurso, líneas que definen –creemos- en alguna medida la personalidad del profesor Marchán: “Llegado a estos bordes prefiero no caer en el abismo de una infinitud casi romántica. Apenas he traspasado los umbrales del nuevo milenio y, tan solo rozado, las arquitecturas en la época de la globalización, pero no los espacios de reacción y de resistencia y, menos, las geopolíticas de la diversidad. Únicamente, azuzado por la curiosidad de olfatear por dónde soplan los vientos largos en la dialéctica entre lo universal y lo particular y por la convicción de que otras arquitecturas son posibles, me alegra el reciente Premio Pritzker, pues como titulaba un periódico alemán: “La decisión es una sensación”. Seguro que algunos de Uds. Reconocen los significados que connota el recurso a este vocablo latino

Finalmente, toda vez que acepté la invitación del poeta a emprender el viaje, asumiré también los riesgos de sus premoniciones:

“Cuando emprendas tu viaje a Itaca

pide que el camino sea largo,

lleno de aventuras, lleno de experiencias. …

Ten siempre a Ítaca en tu mente.

Llegar allí es tu destino.

Mas no apresures nunca el viaje.

Mejor que dure muchos años

Y atracar, viejo ya, en la isla,

Enriquecido de cuanto ganaste en el camino”

 

(Kavafis, Viaje a Ítaca, 1911)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *